despedida y cierre

 

 

 

 

 


En el camerino de Rock-Ola los cuatro ( Per está en el espejo)
  Foto Vicente Lluna

 

 

 

 

 

 

 

 


Nuestra foto más conocida  (de izq a dcha Per, Jose, Lars y yo)
Foto Valero Toscano

 

Poco después nos iríamos a Vigo a presentar al público los temas actuando durante una semana en un local de moda de allí, aquello nos sirvió para saber que temas tenían más aceptación para el público y nos ayudó a depurar nuestro primer LP.

La acogida del primer LP fué muy buena, José Manuel Costa desde El País decía que "era uno de los mejores elepes que haya grabado un grupo de pop español desde hace años", lo recuerdo porque siempre lo leo cuando necesito animarme. Disfrutamos como enanos haciendo experimentos en el estudio con Jesús Gómez y Paco Trinidad y creo que eso se nota. Aunque cuando cortaron el disco (así se llama al proceso de crear un molde para el vinilo) en Iberofón recortaron graves y agudos a lo bestia y perdió mucho sonido, la primera vez que lo oí en el tocadiscos de casa me cogí un buen rebote.

Seguimos actuando en Madrid de vez en cuando. Nuestra idea principal en Décima Víctima era componer y grabar y en ese sentido estábamos encantados, en los dos años de vida del grupo grabamos dos Lp, dos Ep, un maxisingle y un single.

No solíamos salir de Madrid a actuar, aparte de la semana actuando en Vigo actuamos en Valencia un fin de semana, otro en Barcelona en la sala Metro y otro en un pueblo de Zaragoza, de hecho en esta actuación tuvimos que correr con los gastos de transporte porque no se recaudó casi nada. Decididamente no me atraía actuar fuera: cargar el equipo en la furgoneta, llegar al sitio de la actuación, descargar el equipo, sonorizar, estar esperando para actuar sin un sitio en el que descansar, actuar, esperar a que acabaran todos. Recoger el equipo, ver si te faltaban cables, instrumentos o afinadores, esperar a que nos pagaran y volver a casa. Aquello era agotador y nunca dejó de ser así para nosotros. Sé que  hay otro nivel de grupo consagrado que nunca llegamos a conocer.

Yo empecé a trabajar fuera de Madrid con lo que ensayar al volver los sábados se me hacía cuesta arriba, en una discusión con Lars decidí que no haría dos cosas mal a la vez, trabajar y cantar, y que dejaría una de ellas. Como no vivíamos de la música decidí vivir del otro trabajo y mi situación se empezó a normalizar.

Además la familia Mertanen se iba a Barcelona así que el destino nos separaba definitivamente. Como despedida actuamos en Rock-Ola, local clave en esta época, la última vez, en diciembre del 83. En esa actuación el sonido fue excelente gracias a las ideas de sonorización de Paco Trinidad. Nos daba mucha pena dejarlo pero teníamos que ser realistas.

Después de seis meses de aquella actuación grabamos el segundo Lp, resultó duro sin haber ensayado durante ese tiempo. Pese a todo creo que grabamos las mejores canciones de Décima Víctima.

En el año 1994 gracias a la insistencia de Nacho Canut, con quien no había vuelto a hablar desde hacía muchos años, se hizo una recopilación de Décima Víctima que se llamó resumen. Las relaciones de Paco Trinidad con Grabaciones Accidentales eran tensas y él no quiso aparecer en los títulos aunque hizo la remezcla de los temas del primer LP y la remasterización de todos los restantes consiguiendo una nitidez en las canciones que nunca antes habían tenido en vinilo.

Y eso es todo, pero, antes de terminar ¿alguien sabe bien que fue la movida? Porque se han escrito un montón de libros, el último que tengo del tema debe pesar tres kilos y, aunque es precioso, no tiene una definición clara. Tampoco creas que yo la tengo. Para mi la movida era un movimiento que se produjo en Madrid con gente de Madrid y de otras muchas ciudades  y algún que otro extranjero. Abarca desde el 77 al ¿83? y estuvo marcada por los cambios del final de la era franquista y la aparición de la nueva ola española reflejo de la New wave y el punk de Inglaterra y EEUU.

Musicalmente eran grupos apoyados, al principio, por la emisora Onda-2 y el Búho en Radio Juventud y, mas tarde, por Radio-3, emisora estatal. Según mis borrosos recuerdos la movida no existió como un movimiento cultural voluntario ni unificado, surgió espontáneamente y había gente enfrentada. Termina cuando se le pone una etiqueta de "movida madrileña" que no tuvo previamente, y cuando el ayuntamiento  la intenta utilizar como reclamo turístico.

Desde entonces han pasado muchas cosas. Estoy casado y tenemos dos hijas. Sigo vivo gracias a un trasplante de hígado (agradezco y recomiendo la donación y poder ayudar después de muerto). Pero ha desaparecido bastante gente de la época y todos contamos con bajas entre nuestros amigos mas cercanos, Poch y José Brena por mi parte.

Los demás seguimos disfrutando de la vida y reconociendo que, hace muchos años, estuvimos en el lugar justo y en el momento más interesante de algo que  se acabó llamando la movida y que muchos, tal vez demasiados, afirmamos  haber vivido.